Como-Reorganizar-Espacios-de-Trabajo-Después-del-COVID

Como Reorganizar Espacios de Trabajo Después del COVID

Regresar al trabajo; después de estos periodos de home office al que nos llevó la pandemia; para la mayor parte de las personas, supondrá nuevos sentimientos con relación a los hábitos sociales y de trabajo, lo cual; nos lleva a la pregunta de «Cómo reorganización de  espacios de trabajo después del Covid ?»;  para asegurar la productividad de la empresa siguiendo los protocolos de Bioseguridad e incluyendo muebles y accesorios que aseguren la protección de la salud >y el confort de los trabajadores.

Los cambios, al inicio, tienen la posibilidad de parecer surrealistas, con personas separadas por pantallas de bioseguridad y cuadros y evadiendo el contacto físico: sin abrazos o apretones de manos. Puede ser que se sienta un poco el vacío, por la nueva disposición de escritorio y demás muebles de oficina y además debido a que seguramente varios de los colegas van a seguir haciendo home office.

Las organizaciones y las oficinas irán volviendo progresivamente a su actividad regular. Así, con el tiempo surgirá una “nueva normalidad”. Existen diversos conceptos respecto a cómo será esa nueva normalidad, pero lo que si es seguro es que la pandemia global del COVID 19 va a cambiar los espacios de trabajo para toda la vida. Así las cosas, el reto que tenemos en este momento es hacer que la oficina, sea mejor de lo que era antes del COVID, con puestos de trabajo modernos que favorezcan la productividad en condiciones de seguridad.

Entre los principales retos que implica la reorganización de oficinas libres de COVID, podremos encontrar los siguientes:

1. Responder al Momento. El principal reto al que se enfrentan hoy las empresas universidades y organizaciones es lograr que el personal regrese al trabajo de la manera más segura posible. Para esto seguramente se planean los reingresos alternados, lo cual significa que las organizaciones deben adaptar los espacios y puestos de trabajo a partir de los muebles y equipos con los que cuentan actualmente; atendiendo a las pautas de bioseguridad definidas por las entidades sanitarias. Para atender este reto las empresas especializadas en muebles de oficina pueden ofertar recursos de adaptación y/o remodelación de oficinas que incluyan la instalación de pantallas de bioseguridad, divisiones de oficina en vidrio, Drywall u otros materiales, inclusive la instalación de muebles funcionales como bibliotecas y/o archivos que sirvan como separadores entre las áreas de trabajo.
2.  Las Necesidades a Mediano Plazo. Una vez superada la etapa de regreso con alternancia, seguramente, habrá más conocimiento sobre el comportamiento del COVID y sus efectos sobre la vida en sociedad, lo que hará posible aumentar la presencia de personas en los espacios de trabajo, decisión que genera nuevas necesidades en las organizaciones como la instalaciones de pantallas divisorias; con el regreso progresivo de la atención al público se requerirá la instalación de cabinas y separadores que sin sacrificar la estética y las características de branding puedan brindar confort y seguridad a la vez. Igualmente los nuevos hábitos han implicado el incremento de reuniones por videoconferencia, por lo que hará necesario crear más salas de juntas con recursos de conectividad y comunicación como cajas de conectividad, cableado de voz y datos, cámaras, televisores y dispositivos de transmisión de video.

Reto 3. Flexibilidad a Largo Plazo. Pensando en la necesidad de prevenir futuros cambios ocasionados, ya sea por el crecimiento de la organización, la rotación de personal o la llegada de nuevos efectos de la pandemia; es necesario implementar estrategias flexibles que permitan nuevas acomodaciones con el uso por ejemplo de paneles móviles, divisiones plegables, cabinas individuales de video conferencia y hasta Pods u oficinas individuales. En ese futuro probable también será importante tener en cuenta el aporte de la tecnología con elementos que cada vez son más sensoriales y menos mecanizados, el uso de elementos con sensores incorporados se ha utilizado en gran medida en los últimos años.  Los retos a largo plazo incluyen la necesidad de pensar en elementos como:

incorporados se ha utilizado en gran medida en los últimos años.  Los retos a largo plazo incluyen la necesidad de pensar en elementos como:

  • Iluminación automatizada y personalizada – Donde el empleado puede fijar intensidades y evitar sombras al trabajar. Además de hacerlo sin tocar algún interruptor de uso común o desde su celular con la domótica.
  •  Sistemas electrónicos de cortinas y cerramientos conducidos por voz – Nuevamente el empleado puede fijar intensidades y evitar sombras al trabajar. 
  •  Control del sistema mediático activado por voz 
  •  Sistemas de manejo de visitas y reservas de salas